top of page

El vínculo entre la salud bucal y las enfermedades cardíacas: Lo que necesitas saber

Actualizado: 12 mar

Tu salud bucal y tu corazón van de la mano. La enfermedad de las encías puede aumentar la probabilidad de presentar enfermedades sistémicas y una de ellas son enfermedades cardiovasculares o cardiacas. ¿Cómo? Las bacterias en las encías pueden ingresar al torrente sanguíneo y colocarse en paredes de arterias, pudiendo producir obstrucciones, colapsos y otras que llegarían afectar tu corazón.

No ignores los signos de enfermedad de las encías: encías rojas, hinchadas o que sangran, mal aliento persistente, y pérdida de hueso, entre otros.

Cuidar tu boca puede ayudar a proteger tu corazón.




  1. Inflamación sistémica: La enfermedad periodontal es una infección bacteriana crónica que afecta las encías y el hueso que rodea y soporta los dientes. Esta infección puede desencadenar una respuesta inflamatoria en todo el cuerpo, lo que a su vez puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

  2. Bacterias en la circulación sanguínea: Las bacterias presentes en la boca debido a la enfermedad periodontal pueden ingresar al torrente sanguíneo a través de las encías inflamadas y llegar al corazón, donde pueden causar inflamación en las arterias y aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos.

  3. Aterosclerosis: La inflamación causada por la enfermedad periodontal puede contribuir al desarrollo de aterosclerosis, una acumulación de placa en las arterias que puede obstruir el flujo sanguíneo y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

  4. Factores de riesgo compartidos: Además, hay factores de riesgo comunes que pueden contribuir tanto a la enfermedad periodontal como a las enfermedades cardíacas, como el tabaquismo, la mala alimentación, la obesidad y la diabetes.


¿Qué puedes hacer para proteger la salud bucal y cardiovascular?

  1. Mantén una buena higiene bucal: Cepíllate los dientes al menos dos veces al día, usa hilo dental diariamente y realiza visitas regulares al dentista para limpiezas profesionales y chequeos dentales.

  2. Controla los factores de riesgo: Adopta un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular, evitar fumar y controlar condiciones médicas como la diabetes y la hipertensión.

  3. Trata la enfermedad periodontal: Si tienes signos de enfermedad periodontal, como encías inflamadas, sangrado al cepillarte o mal aliento persistente, busca tratamiento dental lo antes posible para evitar complicaciones y proteger la salud de tu corazón.

  4. Comunica con tu médico: Informa a tu médico y dentista sobre tu historial médico completo, incluidos los problemas de salud bucal, para que puedan trabajar juntos para proporcionarte la mejor atención integral.


La relación entre la salud bucal y las enfermedades cardíacas es un recordatorio importante de que el cuidado de la boca va más allá de mantener una sonrisa bonita. Mantener una buena salud bucal no solo puede mejorar tu calidad de vida oral, sino también tu bienestar general y tu salud cardiovascular. No subestimes el poder de una buena higiene bucal para proteger tu corazón.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page